Xanenetla Ciudad Mural

Se pronuncia “shanenetla” y es un Barrio “Bravo” que fue rescatado y revalorizado por un grupo de artistas a través de 55 murales pintados en las fachadas de sus laberínticas calles. 

 En este barrio ubicado en las faldas del cerro de Loreto y Guadalupe se asentaron en el año 1551 los alfareros que trabajaban un barro llamado “xalnene” de ahí surge el nombre del barrio que proviene del nahuatl:  xalnenetl”, un tipo de gravilla que abunda en la zona; y la terminación tlan, “lugar”. Esta piedra arenisca, de origen volcánico, se utilizaba para la construcción de las casas coloniales en Puebla y por eso se establecieron  las primeras ladrilleras en la zona. El nombre oficial y actual “Barrio de Xanenetla” se comenzó a usar en el año 1735.

 Con el paso del tiempo el barrio se fue sumiendo en la pobreza, la marginación y el olvido, llegando a conocerse como un barrio “peligroso”, escenario de conflictos vecinales, asaltos y presa de su propio mito urbano.

En 2009 el Colectivo Tomate llegó para hablar con todos los vecinos e iniciar un gran proceso de transformación que, además de lo estrictamente artístico, incluyó el soterramiento de alumbrado público para mejorar la imagen y charlas con los vecinos para convertir su barrio en un atractivo turístico que beneficiaría a todos. Tres años se tardó en finalizar el proyecto que contó con la participación voluntaria de 100 artistas.

Blvd 5 de Mayo y 4 Norte

El paseo comienza llegando por la Av 5 de Mayo e ingresando al barrio por la calle 4 Norte. Enseguida aparece la Plazuela de Texcoco con la fuente que fue entregada a los vecinos en agradecimiento por su colaboración en la construcción del Cuartel de Dragones (o Cuartel de San José) al otro lado del río en el año 1781.

La temática de todos los murales está relacionada con la identidad del barrio: “Quienes fuimos. Quienes somos. Quienes queremos ser”. Cada vecino que prestó su pared para este proyecto tiene un mural que cuenta su propia historia.

El mural de la casa de los espantos fue realizado por el artista español Liqen. La obra se llama “Elotl”  palabra que  significa “maíz”, alimento principal en México. El artista creó una analogía con estos elementos y pintó en cada uno de los granos de elote, una persona o un animal,  como representación de la unión que poseen la familias mexicanas.

Leyendas del barrio

La leyenda cuenta que en la época colonial, la banda de “Los Plateados” robaba y venía a dejar su botín al lado de la Iglesia de Santa Inés. Se dice que en una de las batallas a uno de los jinetes lo decapitaron y el caballo siguió corriendo con el cuerpo del hombre sin cabeza. Cuentan que a veces se oye en esta calle el galopar del caballo con el charro sin cabeza.

Atractivos de la zona

Xanenetla forma parte de un mejoramiento general de la zona norte de Puebla junto a los Fuertes de Loreto y Guadalupe, Lago de la Concordia, el Pasaje 5 de Mayo (Los Secretos de Puebla) y el Paseo del Teleférico.

Mirador del Lago La Concordia y Zona de Los Fuertes

¿Es Xanenetla un barrio seguro?

En la Plazuela de Texcoco, apenas iniciando el camino, decidimos mejor comenzar por el Pasaje 5 de Mayo que nos llevaría a través de sus túneles hasta la Zona de los Fuertes y de ahí regresaríamos caminando por las callecitas de Xanenetla capturando imágenes de los famosos murales.

Terminamos el recorrido subterráneo y saliendo del parque de los Fuertes pedimos orientación a un policía “del parque” acerca de la mejor forma de reingresar al barrio. Nos indicó un recorrido “seguro” de unos 200 metros y nos recomendó tener mucha precaución en la calle de la Iglesia de Santa Inés con nuestras cámaras y pertenencias, nos sugirió que fuéramos “en grupito”. En ese momento éramos tres personas pues se nos había unido un argentino que también buscaba cómo llegar al punto de inicio en la Plazuela de Texcoco. Sin problemas llegamos a la plazuela y allí nos despedimos del argentino y nosotras continuamos con el tour muralista. La calle 4 Norte muy tranquila, vimos pasar el tranvía de los tours y entramos en la callecita que lleva a la iglesia de Santa Inés, yo muy entusiasmada pues allí estaba uno de los murales que quería ver especialmente. Estábamos fotografiando sin parar de uno y otro lado de la calle cuando me di cuenta que a unos treinta metros nos estaban observando con dudosas intenciones. Recordé la advertencia del policía quien hizo referencia exacta a este punto como punto de riesgo. Todavía quedaban varios murales por ver pero decidimos dar la vuelta a tiempo: “Viajero que huye sirve para otro viaje”.

Realmente yo iba bien predispuesta y muy tranquila y no sé si llegando a la iglesia nos hubieran asaltado pero me pareció más prudente atender a los dos llamados de atención y no exponernos. Habrá quien piense que fuimos “poco aventureras o cobardes” y tal vez esas mismas personas hubieran dicho “pero para que se meten si ya les habían avisado” si decidíamos arriesgarnos a pesar de todo.

Lo que me interesa destacar al contar esta experiencia es que ni es barrio peligroso ni es un barrio seguro. Como en todas partes hay que ir atento al entorno de ese momento.  El proyecto del Colectivo Tomate  finalizó exitosamente en 2012. Hoy,  cinco años después, es buen momento para analizar si se están descuidando algunos aspectos: hacen  falta letreros indicadores para facilitar el paseo y  se necesita la presencia de elementos de la policía turística para brindar asistencia informativa y prevención de delitos.

Ubicación

También te puede interesar

Puente de Bubas (Los Secretos de Puebla)

Leyendas: Puente de Ovando


Sígueme en E-mailTripAdvisorSígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en FoursquareInstagram


El artículo "Xanenetla Ciudad Mural", publicado en http://www.patadeperroblogdeviajes.com pertenece a Paula Ithurbide. Es necesario el consentimiento expreso de su autora para la publicación o reproducción, parcial o total, a través de medios impresos, online o a través de cualquier otro medio o formato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.