La imprenta de Ale: Un reencuentro a dos tintas

Aparecí por sorpresa en un segundo intento de encontrar a Alejandro. Lo busqué a los pocos días de llegar a Mar del Plata pero “viene después de las cinco…”, me dijeron en el local. Esta mañana tuve suerte y por fin nos reencontramos.

Llegué a la imprenta y un letrero anunciaba que estaban remodelando el local. Me asomé y pregunté por Ale que estaba muy concentrado pintando  un mueble de rojo. Cuando se dio vuelta y me vio nos saludamos y mientras duraba el abrazo no podíamos creer que habían pasado ocho años desde la última vez que nos vimos. Enseguida los recuerdos y las noticias se sucedían intentando resumir tantos años en un ratito.

Libro Abierto, publicación cultural

En noviembre de 2003 aparecía el primer número de “LibroAbierto“, una gacetilla cultural de distribución gratuita muy sencilla: dos hojas A4 dobladas al medio, impresas a una tinta. Era un proyecto propio, una forma de expresarme, un emprendimiento  que disfrutaba en cada paso del proceso: buscar los contenidos y elegirlos, diseñar cada página, llevar el material a la imprenta, recibir las hojas y armar los 500 ejemplares que tenían las tiradas iniciales.

 Quiso el destino que la imprenta fuera la de Ale. Él me ayudó con consejos de diseño y pre-impresión y supimos crear una relación laboral que hoy, después de muchos años, puede llamarse amistad.

la imprenta de ale libro abierto pata de perro blog de viajes00

Realmente eran difíciles aquellas primeras épocas de “LibroAbierto”. Yo no tenía computadora propia. Tenía que ir a la casa de mi mamá y mi hermana y disputar con ellas las horas de uso. El Corel  corría demasiado lento en aquella compu y la mayoría de las veces se tildaba y debía reiniciar. La casa era helada y me recuerdo llena de abrigo, envuelta en frazadas y mi mano congelada haciendo mover el mouse. Una vez terminado el diseño de cada número, lo ponía en “diskettes” (qué horror!!!) y salía en bici hasta la imprenta de Ale. Esto es: 65 cuadras desde Constitución hasta el centro de Mar del Plata por la costa. En verano era un placer pero durante el largo invierno marplantense era una tortura pedalear viento helado en contra. Y no pocas veces, al llegar a la imprenta los diskettes se encaprichaban y no podía dejar los archivos para la impresión. Debía volver a casa, re grabarlos y regresar a la imprenta rogando porque esta vez todo saliera bien.

En el número 16 que apareció en Febrero 2006, decidimos ponerle una tinta más a la tapa y contratapa y pensamos en el color rojo. En el número 21, Julio 2006, agregamos una hoja más y así se mantendría el formato hasta el número 31 publicado en mayo 2007, un mes antes de autoexiliarme en México.

la imprenta de ale libro abierto pata de perro blog de viajes05

.

 Fontanarrosa y Donna López

En el número 21 apareció tímidamente Donna López, una caricatura creada por mí, basada en mi amiga Laura y que contó con algunos consejos del Negro Fontanarrosa. Así de caradura yo le escribí un correo mostrando mis dibujos de Donna López y el Negro me contestó como si nos conociéramos de toda la vida. Me señaló algunas mejoras que podía hacer y hasta me autorizó a publicar una imagen de Inodoro Pereyra y Mendieta leyendo LibroAbierto… “Usá los dibujos de Inodoro como quieras, Paula“, me escribió y yo no cabía de tanta felicidad.

la imprenta de ale libro abierto pata de perro blog de viajes02

la imprenta de ale libro abierto pata de perro blog de viajes03
Detalle

Reencuentro 2015

Y así de mágico es el tiempo, que permite intervalos enormes y a la vez podemos “cortar y pegar” pedacitos de nuestra historia y poner play y que la película siga corriendo como si nos hubiéramos visto ayer por última vez.

Ale es de las pocas personas que me valoraban y alentaban en aquella horrible etapa de mi vida. Sacamos a la calle 31 números de LibroAbierto, desde noviembre 2003 hasta mayo 2007. Estos últimos días, encontré varios ejemplares de aquellas publicaciones en cajas que había cerrado para siempre. Volver fue necesario para cerrar definitivamente este proceso de reinventarme en otro lugar. Volver tiene estos momentos de reencuentro que cuando regrese a mi Puebla y a mi México, pasarán a ser parte de las pocas cosas buenas que Argentina me dio.


Sígueme en E-mailTripAdvisorSígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en FoursquareInstagram

El copyright del artículo "La imprenta de Ale: Un reencuentro a dos tintas", publicado en http://www.patadeperroblogdeviajes.com pertenece a Paula Ithurbide. Es necesario el consentimiento expreso de su autora para la publicación o reproducción, parcial o total, a través de medios impresos, online o a través de cualquier otro medio o formato.

 

 

2 pensamientos sobre “La imprenta de Ale: Un reencuentro a dos tintas”

  1. Que cantidad de halagos Paula ! Me acuerdo perfectamente de aquella epoca y de cada lucha que significaba bajar aquéllos archivos de esos benditos diskettes !!! Uffff si era un rezo por cada archivo !!! Pero al fin la edición siempre salio publicada en tiempo y forma. La verdad que una alegría grande haber vuelto a verte !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.