La estatua de la loca del Muelle de San Blas

Me hacía mucha ilusión ir en busca de los 3 sitios en San Blas que recuerdan la historia de Rebeca Méndez Jiménez y la canción que su tristeza inspiró.

El primer lugar está al terminar la autopista Tepic-San Blas… llegas de frente a las letras que te dan la bienvenida a la ciudad que en otras épocas fue un importante puerto de altura del Pacífico en la Nueva España.

Luego sigues hacia el muelle que está detrás de las letras. Vas a encontrar mar abierto y una brisa renovadora, muy valorada para los que venimos de lugares con aire viciado y contingencia ambiental.

Avanzando en el muelle rumbo al mar, un letrero me dice lo que yo sentí desde que llegué: NAYARIT ENAMORA! Claro que sí!

Al final del muelle está la estatua de la loca del muelle de San Blas.

Sin embargo este no es el muelle original en el que transcurrió la historia de Rebeca. Así que vamos a llenarnos los pulmones de aire puro de mar y observar a los delfines que nadan cerca (en este video se ven con claridad), antes de seguir viaje rumbo a los dos puntos que nos quedan de esta historia.

Pasando el centro de la ciudad llegamos al muelle de San Blas!

Muelle original de la canción

Y para terminar el recorrido volvemos hacia la plaza principal donde en 2015 se erigió una estatua de la loca de San Blas junto a Fher de Maná.


Te comparto un mapa con los puntos del recorrido…

La historia de Rebeca 

Rebeca Méndez Jiménez nació en 1949 en Guadalajara donde pasó su niñez. En su juventud vivió algunos años en Ciudad de México donde formaba parte de un grupo musical y cuando llegó a San Blas ya tenía tres hijos pequeñitos. El 13 de octubre de 1971 Rebeca despidió a su novio Manuel, un pescador con quien se casaría en 4 días. Esa noche el Huracán Priscila causó el naufragio de la embarcación y no hubo sobrevivientes. Desde ese trágico suceso Rebeca pasó todas las tardes en el muelle con su vestido de novia.

Manuel y Rebeca

Rebeca era amable y trabajaba vendiendo ropa para muñecas y dulces. Tenía familiares  que vivían en Monterrey a las que visitaba y era contratada para pequeños trabajos y también le regalaban comida. El boom de la canción  atrajo a turistas de todo el mundo a los que contaba desinteresadamente su historia. Falleció el 16 de septiembre de 2012 a la edad de 63 años en Chihuahua. La noticia de su muerte alcanzó difusión en toda Latinoamérica.  Sus restos fueron cremados y sus cenizas arrojadas al mar desde el muelle de San Blas en una ceremonia pública.

La canción

En mayo de 1997 Rebeca vendía dulces con su famoso traje de novia cuando un cliente le preguntó por su atuendo, la mujer le contó su historia con tanto sentimiento que emocionó al oyente quien era Fernando Olvera de Maná. El vocalista le contó la historia a su compañero Alejandro González que impactado se dirigió a conocer a la mujer. Esa noche ambos músicos escribieron la canción «En el muelle de San Blas».

Entrevista a la hija de Rebeca Méndez en el día en que San Blas le rindió un homenaje póstumo.




El copyright del artículo «La estatua de la loca del Muelle de San Blas», publicado en http://www.patadeperroblogdeviajes.com pertenece a Paula Ithurbide. Es necesario el consentimiento expreso de su autora para la publicación o reproducción, parcial o total, a través de medios impresos, online o a través de cualquier otro medio o formato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.